Receta Mozzarella rápida

    0.00 0.00 0.0 USD

    ¢ 0.00

    Opción no disponible

    Esta combinación no existe.

    Añadir a la cesta

    Receta de Mozzarella Rápida

    Ingredientes:
    - 1 Galón (3.78L) de leche fresca (no pasteurizada). Recomendamos la marca Chupulun.
    - 1 ½ cucharaditas de ácido cítrico
    - 1 pizca de Cuajo líquido (medido con cuchara de precisión de tu kit de queso)
    - 10gr de sal

    Equipo:
    - Colador
    - Tela quesera
    - Termometro para queso
    - Olla con capacidad para unos 5L de capacidad
    - Cucharón de cocina
    - 2 tazones grandes


    Instrucciones:
    1) Desinfecta el termómetro y olla usando un desinfectante grado alimentario como Starsan. Sigue las instrucciones de uso de la botella.
    2) La leche debe estar almacenada en frío antes de empezar
    3) Coloca la el galón de leche en la olla
    4) En ¼ de taza de agua caliente disuelve 1 ½ cucharaditas de ácido cítrico.
    5) Agrega el agua con ácido cítrico mientras usas un cucharón para mezclar
    6) Enciende la cocina a fuego lento
    7) Usa tu termómetro de queso para monitorear la temperatura hasta alcanzar los 37℃
    8) Apaga el fuego.
    9) Agrega 1 pizca de cuajo líquido medido con tu cuchara de precisión y mezcla bien usando el cucharón
    10) Deberás mantener la temperatura en 37℃ lo más estable posible durante 1hr
    11) Pasada la hora la leche estará cuajada y acidificada. Observarás la cuajada como una torta firme con suero alrededor.
    12) Para verificar que la cuajada está lista usa un cuchillo para hacer un corte, deberías de poder realizar un corte limpio en la cuajada sin que esta se despedace.
    13) Procede a cortar la cuajada en dados de 2cm
    14) Deja reposar unos 15 minutos
    15) Usando un cucharón mueve por unos dos minutos para que los cubos liberen suero
    16) Con el cucharón pasa los pedazos de cuajada a un colador con tela quesera y deja escurrir hasta que veas que los pedazos de cuajada tienden a unirse
    17) Usando un cuchillo corta la cuajada en pedazos y rocialos con sal uniformemente.
    18) Calienta 3L de agua hasta llegar a 85℃
    19) En un tazón grande coloca pedazos de cuajada. Tantos pedazos como el tamaño de las bolas de mozzarella que quieras obtener.
    20) Agrega el agua caliente sobre los pedazos de cuajada
    21) Los pedazos de cuajada deben empezar a cambiar a una textura elástica. Usando una cuchara deberás mover hasta que los pedazos se unan.
    22) Con mucho cuidado usa la cuchara para levantar la cuajada y empieza a estirarla por gravedad. Es más fácil hacer este paso con las manos pero debes tener cuidado de no quemarte. Unas 3 estiradas serán suficientes.
    23) Ahora forma una bola con la cuajada caliente y transfiere a un tazón con agua fría e hielo para detener el proceso y que mantenga la forma.

    Comer la mozzarella cuando aún está tibia es delicioso! Si no, te recomendamos dos métodos para almacenarla.

    - En salmuera: en la refrigeradora por hasta 1 semana. Para este método diluye 5gr de sal por 1 litro de agua, coloca en un contenedor asegurandote que el agua cubre completamente las bolas de mozzarella.
    - En aceite: almacena en un frasco con aceite en una proporción de 70% aceite de oliva, 30% de aceite de canola y almacena en la refrigeradora